fbpx

12 Consejos ayurvédicos para una mamá y un bebé sanos

Consejos ayurvédicos para una mamá y un bebé sanos

En este artículo os dejamos una serie de consejos ayurvédicos para una mamá y un bebé sanos. ¡Esperamos que os puedan ayudar!

El embarazo es un momento muy especial en la vida de la mujer, y por ello, debería cuidarse de una manera especial. Las personas de su entorno, pero la sociedad entera también, deberíamos simpatizar con ellas y tratarlas como se merecen, con ternura y amor.

Los cuidados de la madre durante la gestación son sumamente importantes para su bienestar y también para el bebé que se está formando en su interior. Los pensamientos, las palabras y las acciones de la mamá embarazada dejan una impronta o huella (samskaras) en la mente subconsciente del nuevo ser. De hecho, el 70% del desarrollo del cerebro ocurre mientras está en el vientre materno.

Los alimentos de la futura mamá, así como su actitud ante la vida nutrirán al feto en todos los niveles, físico, mental y espiritual. El bebé siente y percibe a través de la madre, así que es muy importante nutrirse bien, cultivar pensamientos positivos, cuidar el ambiente y las personas con quienes se comparte, y realizar actividades que fomenten su bienestar emocional. Llevar una vida lo más sáttvica (pura) posible durante el embarazo es el mejor regalo que una madre puede darle a su bebé.

El ayurveda fomenta estos cuidados madre-bebé, haciendo hincapié en el termino Garbh Sanskar que significa literalmente ‘inculcar cualidades buenas al feto en el vientre materno antes de su nacimiento’.

A continuación, se detallan 12 consejos que pueden ayudar a la mamá a gozar del momento presente, a estar tranquila, en paz y entregada a la vida que está gestando:

  • Aprender disfrutando. Estudiar durante el embarazo ayuda al intelecto del feto, sobre todo si son lecturas agradables y que interesan a la madre.

  • Fomentar las impresiones y los pensamientos positivos. El embarazo es un momento de mucha vulnerabilidad, en el que las emociones están a flor de piel. Es sumamente importante realizar actividades que nos hagan sentir bien como leer, visualizar un paisaje, una puesta de sol, una obra de arte, oler una flor o un aroma que nos resulte agradable, etc.

  • Comunicarse con el bebé. Hablarle, cantarle, masajearse el vientre y pensar en lo mucho que lo queremos y deseamos pueden ser muy terapéutico.

  • Escuchar música. Debe ser música que resulte calmante y relajante, tipo mantras, música clásica, etc. que ayuda a calmar el sistema nervioso de la mamá y transmite paz, armonía y bienestar al bebé.

  • Cantar. Nuestra propia voz también transmite paz y seguridad al bebé, por eso cantar es muy recomendable. Cantar mantras además de subirle la vibración, es una manera de invocar el amor y la luz en su vida.

  • Bailar. El baile es también una forma de ejercicio que permite expresarse con el cuerpo y liberar tensiones, y resulta muy beneficiosa para ambos.

  • Hacerse masajes. El masaje corporal con aceites (abhyanga) es muy recomendable a partir del segundo trimestre ya que no solo beneficia a la madre, si no que nutre al bebé. Además, relaja a la madre y le prepara el cuerpo para el parto.

  • Estar en contacto con la naturaleza. Como parte del todo que somos es muy importante estar en relación con la naturaleza, especialmente durante el embarazo. Pasear, respirar aire fresco y puro, realizar pranayamas en plena naturaleza, tomar el sol con todo el cuerpo, bañarnos en el mar, caminar descalzas sintiendo el contacto de la arena de la playa o de la hierba son muy reconfortantes.

  • Cuidar la dieta. Alimentarse con alimentos vivos, saludables y frescos es muy recomendable tal.

  • Practicar yoga. Las asanas de yoga durante el embarazo nos ayuda a calmar la mente y fortalece el cuerpo, tan necesarios en estos meses de tantos cambios. También ayuda al control de la respiración y a la relajación muscular, lo cual nos será de gran ayuda en el momento del parto.

  • Meditar. La meditación durante la gestación es una manera de fortalecer la mente y de mantener así un estado sáttvico. Hay varios métodos para meditar, desde observar la propia respiración hasta enfocar la mente en un punto como puede ser el entrecejo, una vela o un yantra, pasando por ejercicios de visualización o la repetición de mantras.

  • Pranayama. Los ejercicios de pranayama consisten en técnicas de respiración que permiten la limpieza y purificación de los nadis y calman la mente, por lo que resultan sumamente recomendables durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas deberían prestar mucha atención a todo lo que les entra por los 5 sentidos, pues todo es nutrición y todo alimenta a ella y a su bebé. Y nosotros y nosotras como sociedad deberíamos recordar que ‘una madre en paz, trae hijos en paz’. Si queremos un mundo mejor, empecemos cuidando la vida.

Si quieres saber más sobre alimentación ayurvédica y yoga en el embarazo, la Formación de Yoga para Embarazadas es para tí, puedes pasarte por aquí .

Contenido relacionado que te puede interesar:

Ir arriba