fbpx

¿CÓMO EMPEZAR A HACER YOGA EN CASA?

Decir que no llegas a tu clase de Yoga está demodé. Lo que antes te impedía ir a practicar (está lloviendo, quiero dormir más por la mañana, ninguna de las clases funciona con mi horario…) ahora ya no te sirve como excusa.

La problemática del Coronavirus está reinventando nuestra forma de hacer las cosas y, por otro lado, el confinamiento está poniendo en tela de juicio nuestro bienestar físico y mental.

“Cuando el mundo a tu alrededor es caótico, hacer Yoga en casa te da el espacio para recogerte y sentir las emociones que surgen en tu cabeza y en tu cuerpo.”

Al pasar tantas horas en casa, es fácil perder la noción del tiempo y nuestra rutina diaria. Respirar conscientemente, mover el cuerpo y estirar tus músculos puede ayudarte a poner orden y a sobrellevar la ansiedad y el estrés que implica estar confinado.

Además, los beneficios del Yoga no entienden de muros ni fronteras. De hecho, practicar en casa tiene más ventajas que desventajas: ahorras tiempo de desplazamiento, dinero ¡y hasta puedes hacerlo en pijama!

Incluso si eres principiante y no has hecho nunca Yoga, dar tus primeros pasos online puede ser una gran idea. A menudo, los principiantes sienten timidez e inseguridad al compararse con los demás alumnos de la clase. Practicar en tu propio salón no sólo te permitirá ir a tu ritmo sino que también te ayudará a no pensar en cómo te ven los demás desde afuera.

Dicho esto, cuando sientas tensión al pasar el día frente a tu ordenador o al leer las noticias, puedes seguir estos tips para crear tu propio espacio de Yoga en casa:

1. Encuentra tu rinconcito.

Antes que nada, debes encontrar el lugar adecuado para practicar. Aunque tan sólo necesitarás un pequeño espacio donde colocar tu esterilla y un cojín, asegúrate de que sea tranquilo y que puedas estirar tus brazos cómodamente. Si vives en un apartamento muy pequeño, considera mover algunos muebles para despejar tu zona de Yoga.

Además, elige un lugar para colocar la pantalla de tu ordenador o tu móvil desde donde puedas ver a tu profesor con claridad al moverte. Recomendación: silencia los avisos de Instagram, WhatsApp o las redes sociales donde sueles comunicarte. Crea límites en torno a tu práctica y dedícale tu entera presencia.

Por último, siéntete libre de ambientar tu espacio sagrado con tu incienso favorito, una vela, creando un altar ¡o poniendo algo que te calme o te inspire!

¿Qué pasa si no tengo esterilla? Aunque nuestra recomendación es que tengas una, dadas las circunstancias y siempre que tu condición física te lo permita, puedes utilizar una manta o una toalla que amortigüe tu cuerpo. Si tienes alguna duda y si practicas en clases de Yoga en directo como las de Mandiram, puedes preguntarle al profesor antes o después de acabar tu clase.

2. Elige tu clase de yoga online o en directo.

Hay miles de opciones en cuanto a yoga en internet. Si bien la mayoría son pre-grabadas, te recomendamos que aproveches este confinamiento para hacer clases de Yoga en vivo con distintos profesores ¡te aseguro que marca la diferencia!

Lo que hace especial a este tipo de clases es que son interactivas, puedes conectarte desde cualquier lugar del mundo y están guiadas por un profesor experto en tiempo real. Está comprobado que al practicar con otras personas en directo surge un mayor sentimiento de compromiso, presencia y vitalidad en la práctica que con cualquier otro tipo de clase online o de youtube.

3. Reserva tu momento para hacer Yoga.

La buena y la mala noticia sobre hacer Yoga online en casa es que no estás atado a un horario específico, por lo que muchas veces la intención se pierde en el camino.

Aunque no tienes porqué hacer tu práctica siempre el mismo día a la misma hora, agendar diariamente tu cita con la esterilla te ayudará a ponerlo en práctica.

Coge papel y boli y, tal y como nos contaba Gordana hace un tiempo, conviértete en una persona dicho-hecho. Parece una idea simple, pero te aseguro que planear tu práctica te ayudará a hacerle un hueco en medio de tu rutina casera.

Elige una plataforma como la de Mandiram, donde te ofrecen clases de Yoga en directo cada día y a diferentes horarios; así tienes flexibilidad para sumarte a la clase que mejor te convenga.

En conclusión, esta pandemia nos está forzando a volver a la calidez de nuestro hogar y nos recuerda la importancia de cuidar a los demás y, sobre todo, la necesidad de cuidarse a uno mismo.

Disfruta del proceso de crear tu propio espacio, sé amable contigo mismo y acepta que practicar Yoga es justamente eso, una práctica constante. Enjoy!

Ir arriba

Promoción
Black Friday

2 meses
gratis

Dias
Horas
Minutos
Segundos
Dias
Horas
Minutos

Hasta del 3 de diciembre