fbpx

Del Cuerpo a la Mente: Integrando Yamas y Niyamas en Yoga

Existen muchas definiciones sobre Yoga, tantas como seres humanxs que practicamos. El Yoga está vivo; es una filosofía viva que ha evolucionado con el tiempo.

Herramientas para una mente sana


Enseñanzas de Patanjali

Si retrocedemos a una época lejana en India, S.II a.c (aprox), en un contexto histórico y filosófico, la realidad se interpretaba a través de dos opuestos: la materia, sujeta a cambios e impermanente, y el espíritu o conciencia individual unida a una conciencia superior, permanente.

Los sabios de esa época concluyeron que el sufrimiento humano surge cuando el ser human@ se olvida de su propia naturaleza y se identifica con lo temporal.


Un Sabio llamado Patanjali, del cual conocemos poco, redactó un texto describiendo herramientas para alcanzar una mente serena. Este texto contiene los conocidos 8 Estadios del Yoga, pasos fundamentales para lograr el estado de Yoga.

yamas y niyamas

El primer estadío son los Yamas, disciplinas para una buena relación con el entorno. El segundo son los Niyamas, disciplinas hacia uno mismo.

Importancia de los Yamas y Niyamas
Para alcanzar una mente serena, las posturas (Asanas) no son lo primordial. Comprender e integrar Yamas y Niyamas en nuestra vida diaria es esencial. Sin ellos, el camino del Yoga se queda en la superficie. 

Una mente serena implica una conciencia clara en pensamientos y actos hacia unx mismx y hacia los demás.  Practicar Yoga sin esta conciencia acaba siendo una experiencia puramente física, sin transformación.

La práctica de Yogasana debería incorporar Yamas y Niyamas. No basta con saber hacer Sirsasana.

Practicantes y estudiantes los estudian, buscando aplicarlas en la actualidad. Aunque la vida actual es diferente de esa época, el sufrimiento radica en la misma identificación con lo temporal: trabajo, dinero, miedo a enfermar o no sentirnos amadxs. Buscamos algo más para ser felices, nos cargamos de ‘debería’, esperando una vida mejor.

Camino hacia el autoconocimiento

Cobra sentido en la actualidad hablar de no violencia, no acumular, autenticidad, confiar, y otras conductas que nos guían hacia nuevas rutas mentales. Cultivar la paz que queremos implica identificar limitaciones, patrones repetitivos, y mejorar.

Yamas y Niyamas son un mapa para iniciar el recorrido hacia la paz y el autoconocimiento.

Vamos a mirar de cerca uno de ellos. Si pillas la idea y la vas aplicando impactará tu vida y sobre todo tus relaciones.  ¿Cómo?  Estarás muuuucho más tranquila.  Y con más energía.
Es el segundo Yama: Satya.

SATYA

Satya tiene estos significados: verdadero, actual, genuino, sincero, honesto, veracidad.
¿Cuál es el problema de no ser honesto?

Coherencia
Cuando dices una cosa y haces otra pierdes credibilidad.
Incluso algo tan simple como decir que llegarás a una hora y llegar a otra.
La gente dejará de confíar en ti.  (y tu también)
¿Cómo te sientes cuando te comprometes con algo que luego no cumples?

Callar y tragar
La falta de honestidad también puede ser dejar de decir algo, por ejemplo es como si te molestara que tu pareja dejara los platos sin fregar pero no se lo dices por miedo a que se pueda agobiar y te acabe dejando.

Si te molesta y te lo guardas,  eso se hace bola dentro y te corroe.  Con el tiempo se genera una presión interna que si no sale te acaba enfermando. O cuando sale ¡es una explosión!

Y tú me dirás, a mi ser honesto también me trae problemas.

Es que en Satya incluimos la forma de hablar, de comunicarnos.
Es muy diferente si le dices a alguien:
-Este pastel que has hecho está malo. Mejor te dedicas a otra cosa.
o si dices: 
-A mi me gustaría si fuera más jugoso y con menos azúcar. ¿Qué se podrías hacer para mejorarlo?

Para comunicarte de forma más verdadera y eficaz con los demás practica esto:

1) Escucha sin interrumpir

2) Habla con frases usando “Yo necesito” en lugar de “Tú”. 
Por ejemplo:
-Yo necesito trabajar en equipo para rendir mejor en este proyecto.
en lugar de:
Tú nunca participas.  o  Tú eres individualista.

Verdadero o falso
Otra forma de deshonestidad es aparentar o comportarte como algo que no eres. Porque piensas que gustarás más a los demás, para ser aceptado.  Algunas personas acaban invirtiendo mucha energía en “crearse un personaje gustable” .
Cuando te muestras sin máscara, siendo más auténticamente tu, es un gran alivio. Ahorras un montón de energía y, paradógicamente es cuando gustas más a los demás.

Por último Patanjali nos dice que cada Yama y Niyama te trae un regalo si lo haces.
En este caso, dice:
Para aquellos establecidos en Satya, sus acciones dan fruto.

Las personas más auténticas y verdaderas suelen tener más éxito en aquello que emprenden y en todas las áreas de su vida.

«Las posturas de Yoga flexibilizan el cuerpo,
mientras que los Yamas y Niyamas
flexibilizan la mente.»

Si deseas obtener detalles más completos sobre los Yamas y Niyamas y cómo usarlos como herramientas, puedes venir al «Retiro de Yoga Urbano

Escrito por Noelia Delgado

Contenido relacionado que te puede interesar: