fbpx

¿Miedo de enfermarte? ¡La prevención es la mejor estrategia!

¿Miedo de enfermarte? La prevención es la mejor estrategia!

¿Miedo de enfermarte? La prevención es la mejor estrategia!
por Natsumi Montilla

Más que nunca parece que mantener nuestra salud fuerte es vital y una prioridad.

Recibimos mucha información en los medios acerca de los peligros de la enfermedad y de cómo protegernos de ella, pero poca acerca de lo que creo es fundamental: mantener la calidad de nuestra salud global (esto incluye la mental y emocional).  Para ello os detallo algunos consejos que podéis añadir a vuestra rutina diaria en invierno, principalmente según los fundamentos de la medicina china.

En invierno se ralentiza naturalmente nuestro ritmo con el fin de conservar la energía y producir calor. Es un tiempo para recogerse, ir hacia adentro e ideal para profundizar en prácticas de conexión con el ser o trabajo introspectivo.

  1. Los órganos afectados son los riñones y la vejiga y por ello es importante cuidarlos especialmente. Y puedes hacerlo adoptando estos hábitos:
    • Mantenerte hidratado.
    • Beber tanto infusiones (especialmente ahora antivirales, como el Astrágalo) y la bebida más hidratante por naturaleza: agua pura
    • Por el frío, te sugiero probar el agua caliente, que además ayudará a suavizar tu garganta y calentará el cuerpo y tiene un efecto calmante si tienes frioler@.
    • También evita la sequedad en la atmósfera de tu hogar y espacio de trabajo. Por ejemplo, puedes colocar plantas de interior o llenar un florero de agua y ponerlo en un rincón de la habitación más seca.
  2. Descansa más. El cuerpo lo va a pedir y es importante se lo des. Por ejemplo, acuéstate media hora antes de lo habitual o reserva 20 minutos de savasana en algún momento de tu día. Practicar Yoga Nidra o una meditación guiada en el escaneo del cuerpo antes de irte a dormir puede ayudarte a conciliar más fácilmente el sueño.
  3. Empieza el día con un buen vaso de agua caliente con unas gotas de limón para templar y depurar el cuerpo. además vitamina C y antioxidante para reforzar el sistema inmune.
  4. Consumir probióticos. Tener un microbioma y flora intestinal sanos ayuda a mantener nuestro sistema inmune fuerte. Para ello podemos añadir a nuestra alimentación el consumo de kéfir, el te kombucha, el yogur, el kimchi o el chucrut, entre otros.
  5. Evitar o reducir el alimento con sal añadida, el procesado, el lácteo, el azúcar y/o el alcohol. También para prevenir el incremento de mucosidades.
  6. No consumir comida fría y centrarnos más en platos cocinados, fáciles de digerir y calientes. Queremos evitar perder energía metabolizando alimentos de potencia fría.
  7. Consume elementos antibacterianos (como la cebolla, el ajo, el puerro y derivados), ácidos grasos de Omega 3 (pescado azul, salmón, trucha, mejillones)
  8. Comer abundante cantidad de verduras y frutas (como el brócoli, las setas, los arándanos o las fresas), hortalizas y tubérculos con alto contenido en vitamina A (boniato, zanahoria, etc.) y también picantes (jengibre, pimienta, nabo, clavo)
  9. Otros alimentos recomendables ahora son la cúrcuma, las nueces y las almendras, la canela, las legumbres (los frijoles y las lentajas especialmente), la miel, las castañas, el alga kombu y las microalgas como la espirulina o la chlorella, el arroz integral, y/o la avena.
  10. Tomar el sol, como mínimo 15 minutos al día. Si no te es posible puedes también consumir vitamina D como suplemento.
  11. Practicar Yoga, actividad física sin sobreesfuerzo ni desgaste.  
  12. Meditar.
  13. Contactar con la naturaleza, almenos una vez a la semana y caminar por ella. No hace falta abandonar la ciudad. Reservar diez minutos al día para sentarte en un parque o espacio natural ya es mucho.
  14. Practicar la relajación y el dejar ir. El Yin Yoga es un gran aliado para ello.
  15. Actividades que estabilicen nuestras emociones y nutran nuestro espíritu, como quedar con personas cuya interacción nos aporte, expresarnos a través del escribir, dibujar, el, baile libre, etc.

En definitiva, ¡haz más lo que te sienta bien!

Espero te sirva y pongas hoy tu atención en ocuparte de tu bienestar y dejar de preocuparte por él. Que tengas paz, que estés bien. 

Contenido relacionado que te puede interesar:

Ir arriba